La palabra soledad ya es una putada,pero es que la del entrenador creo que puede llegar a ser mayor putada todavía porque estás expuesto a la crítica y a las opiniones,sean buenas,o en la mayoría de los casos,malas. Y cuando aparecen esas críticas son pocas personas las que están a nuestro lado.
 
El problema de esta soledad es que nadie la conoce salvo nosotros,los entrenadores, seámos profesionales o no. Nadie sabe lo que es llegar a casa después de una derrota y no parar de pensar en que hemos fallado,en que nos hemos equivocado para que nuestro equipo no haya alcanzado la victoria.Eso hay veces que nos hace estar realmente solos porque nadie llegará nunca a entendernos,lo único que nos dirán será: "Venga hombre,que sólo es un partido,que no pasa nada"; pues no, para nosotros no es sólo un partido y pasa mucho, para nosotros es suspender el exámen para el que llevas estudiando toda la semana y para lo que hemos invertido varias horas durante 3, 4 o más días.

 

 

Voy a contar cómo he vivido yo "mi soledad del entrenador" desde que me embarqué en esta aventura en tierras gallegas.Nunca supe lo que era llegar a casa y estar SOLO, levantarte y desayunar SOLO, comer SOLO y acostarte sabiendo que al día siguiente estarás SOLO. Cuando utilizo la palabra SOLO, es en la totalidad de su significado,que según el diccionario es: Se aplica a la persona que está sin compañía o que no tiene familia o amigos. Y sí ,es cierto, aquí estoy sin familia y sin amigos, están a miles de kilómetros y muchas veces te hacen falta. Por supuesto que aquí me he creado mi pequeña familia a la cuál les estoy tremendamente agradecido, pero sólo hay una persona que sabe realmente cómo me he sentido y cómo he estado todo este tiempo, y esa persona he sido YO.


Han sido muchas las noches en las que llegas a casa y lo primero que te sale es llorar,pero llorar por muchas cosas,y yo he llorado por muchas cosas. He llorado porque necesitaba desahogar, he llorado porque he pensado que no sirvo para esto, he llorado porque no encuentro soluciones para arreglar ciertas situaciones y he llorado porque muchas veces me he sentido SOLO. Pero también digo una cosa, estoy orgulloso del paso que he dado, independientemente de la soledad y de cómo me haya sentido. Sé que muchos pensarán que no es para tanto, que ya será menos. Pues no, para mí ha sido duro pero a la vez gratificante.

SAM_0578Bueno, esta entrada ha sido enfocada a mi experiencia y a lo mejor a muchos no les ha servido, pero es que hoy tuve un día un poco extraño y necesitaba echar varias cosas. Sólo quiero decir a todos aquellos entrenadores que alguna vez se han sentido SOLOS, estén o no estén con la familia, estén o no estén cerca de su casa, tengan o no tengan apoyo, decirles que lo único que tienen que hacer es luchar todos los días por sobreponerse, venga lo que venga. Tendremos críticas de padres, de otros entrenadores, de la prensa, algún encontronazo con jugadores, pensaremos que no servimos, que los jugadores no confían en nosotros, y un sin fín de etcéteras que nos pueden llegar a afectar. Si aparecen esas cosas, sólo les puedo decir una cosa, LES HARÁN MEJORES PERSONAS Y MEJORES ENTRENADORES, eso se los aseguro,por propia experiencia. ¡¡¡NO DECAIGAN NUNCA!!.

(Marco Justo, Entrenador nacional)

Add comment


Security code
Refresh

Share This