Esteiro Irmandiños 26 - Tirso de Molina 72

                                                      (Partido disputado el 19 de abril de 2015)

Nuevo partido de la 2ª fase de los más pequeños y nueva derrota que hace encadenar la 3ª de esta fase y en este caso además esta abultada ante un equipo que habíamos derrotado en la primera fase en el enfrentamiento como locales.

Nos está costando esta nueva etapa de la temporada y adaptar una nueva forma de afrontar los partidos tal y como se vio este sábado pero estamos entrenando mejor y aunque sea difícil encarar los partidos sabiendo que la victoria así es complicada poco a poco iremos mejorando y las diferencias se irán limando y acortando y seguramente no este año pero en un futuro cercano nos iremos acercando.

Desde un principio con el sistema de competición sabíamos que no sería fácil para los niños que empiezan y es su primer año jugando coger protagonismo ante equipos todos competitivos y se habían pasado gran parte de la temporada como espectadores en primera línea partido tras partido. La idea es cambiar radicalmente esta dinámica, cueste lo que cueste, y es evidente en lo inmediato costará derrotas, pero también aumentará el disfrute de todos y mientras unos se sienten más importantes y pueden lanzar, botar, pasar y tirar los que ya llevamos años jugando recobramos y aumentamos nuestras aptitudes del pase de buscar al compañero mejor colocado, de ayudar y hacer mejor a mis amigos.

Ya en el propio partido se ha visto un pequeño cambio. Lógicamente lo nuevo siempre cuesta, no es fácil anotar la primera vez que se lanza a canasta, hace falta costumbre, práctica y entrenamiento. Pero si los 2 primeros períodos se saldaron con 2 rotundos 4-20 y 1-14 llegando la diferencia hasta los +29 (5-34), en los 3 siguientes pudimos ver lo que pretendemos y se vio un claro aumento de nuestras prestaciones quedando en esos 24 minutos en un apretado 21-28 con una influencia mucho mayor en el juego de los menos habituales.

Si en los primeros períodos nos costaba pasar y encontrar las posiciones claras de nuestros compañeros (al igual que a estos buscarlas) poco a poco fuimos mejorando y finalmente las diferencias no parecían tan notables como en un principio por lo que en ataque este es el camino a seguir aunque nos suponga algún disgusto o derrota no debe desmoralizarnos y debemos disfrutar de esta nueva forma de enfrentar los partidos.

Aún así no todo ha sido mejoría, en la defensa aún tenemos mucho mucho que mejorar tanto individualmente como en defensa colectiva como de ayudas y hemos vuelto a encajar más de 70 puntos (26-72 final). Tenemos tiempo para mejorarlo y también para seguir progresando en ataque.

La nota más negativa la ha dado David con un dedo roto y al que mandamos ánimo y esperamos se mejore lo antes posible.

Add comment


Security code
Refresh

Compartir esto