VISTA ÓPTIVA NARÓN BASKET SCHOOL 34   -   ESTEIRO IRMANDIÑOS 34

Por cuarta vez ya en lo que va de temporada, es decir casi una cuarta parte de los partidos que hemos disputado este año, los pequeños del Esteiro Irmandiños se enfrentaba a la difícil tarea de enfrentarse al indiscutible líder de la categoría que cuenta todos sus partidos por victorias, la mayoría cerrando el marcador.

Si bien nosotros no habíamos sido en nuestras 3 citas anteriores excepción y nunca habíamos llegado al último período con el marcador aún en juego (58-8 y 16-66 en nuestras 2 encuentros como locales) en esta ocasión conseguimos unirnos a los equipos, junto con Ferrol y Tirso han plantado cara por momentos a este equipo que solo cuando llegue a enfrentarse con equipos de otras delegaciones podremos ver si su verdadero nivel es tan alto como apunta.

Nos presentábamos con muchas bajas al partido, contando sólo 7 niños en este sábado lo que sí aprovechamos es el más tiempo de juego por jugador para ir probando las nuevas ideas que estamos practicando en cada entrenamiento y que intentamos transmitir y transportar a cada fin de semana en los partidos y que por supuesto toda novedad tiene su proceso y cuesta adaptarse pero poco a poco vamos mejroando. Muestra de ello se puede ver que en 4 de los 6 períodos las diferencias existen, son evidentes y palpables pero no son ni mucho menos tan abultadas (8-6, 15-10, 8-6 y 11-10) dando un resultado de 42-32 en no pocos 32 minutos de juego.

En esos períodos, primero del partido dónde hasta llegamos a liderar el marcador, y durante toda la segunda mitad fuimos consiguiendo lo que pretendemos en ambos lados de la pista, tanto en ataque dónde todos los niños pudieron tener oportunidad de disfrutar botando, pasando y lanzando con oportunidades claras de canasta, como en defensa ya que recibir 42 puntos en 4 períodos por este equipo es perfectamente asumible y la actitud sobre todo durante toda la segunda mitad fue de no permitir grandes facilidades al rival y recuperar en cierto modo la esencia del año pasado y principio de este.

Dicho esto, no todo es perfecto, y al descanso parecía que repetiríamos la misma historia de los 3 partidos anteriores y tras un gran período inicial al descanso caíamos ya por un abultado 40-8 merced a dos parciales dónde simplemente no estuvimos ni acertados en ataque ni entregados en defensa recibiendo parciales de 24-0 y 18-2. Por supuesto la visión a posteriori del partido es muy positiva pues supimos rehacernos y vamos poco a poco mejorando nuestras habilidades, fabricando más pases e intentando que todos los compañeros disfruten, así como una vuelta al pasado y a entregarnos más en la pista en la defensa de mi par y ayudándonos entre todos.

Poco a poco vamos cogiendo el buen camino y ahora tenemos 2 semanas para seguir esta línea antes de recibir a Ferrol en nuestro último partido en casa y demostrar que el 84-42 de la ida fue simplemente un mal día.

Add comment


Security code
Refresh

Compartir esto