ESTEIRO IRMANDIÑOS 67   -        MESÓN A COCHERA BASKET SCHOOL 27

Tras una larga larguísima competición liguera prolongada desde noviembre hasta finales de mayo ha comenzado la Copa y los premini han comenzado su andadura en la ronda de cuartos puesto el ser de los cuatro primeros cabezas de serie ha hecho que pasásemos la ronda de octavos sin jugar.

Si la liga se ha caracterizado por algo ha sido por una excesiva repetición de partidos (4 veces frente a Tirso, Ferrol o Basket School) no hemos tenido suerte en este sentido en el emparejamiento de Copa puesto que nuestro rival de este viernes no era extraño para nosotros, un Basket School B al que nos habíamos enfrentado en la 1ª fase de liga con victorias irmandiñas (56-46 en la ida en casa y 53-72 en la vuelta).

Un equipo como muchos otros en este final de temporada en cuadro con muchas bajas (para el caso el Ferrol 2º en liga no ha podido presentarse en esta Copa) y que ha sufrido un claro dominio de un Esteiro Irmandiños que viene en una dinámica positiva entonándose en este final de temporada y que opta a todo en esta competición.

Comenzamos el partido algo despistados y permitiendo claras oportunidades de canasta con una defensa nada intensa pero tras tiempo muerto aumentamos nuestra intensidad lo que nos permitió correr para así obtener las primeras ventajas en el marcador 12-2. Sin embargo volvimos al despiste en el 2º período y el estar perdidos en defensa cometimos muchas faltas que posibilitó a un rival al que le costaba llegar a canasta anotar desde el tiro libre.

Aún así en ataque empezamos poco a poco una buena dinámica de buscar pases y encontrar los espacios combinando bien en ataque y mantuvimos la diferencia (22-12). Fue en el tercer y cuarto período dónde conseguimos sumar ataque y defensa estando concentrados en ambos lados de la pista con lo que conseguimos en todo momento anotar con facilidad y un Basket School superado apenas se acercó a nuestra canasta para ampliar a +29 la diferencia (45-16). Jugando así está claro podemos ganar a cualquiera, cuando nos ayudamos unos a los otros nos hacemos mejores y somos un equipo difícil de superar.

Es esta la actitud que debemos mostrar esta semana en la Final a 4 dónde podemos ser capaces de ganar a cualquiera o irnos del partido y dejar de jugar como nos pasó en un 5º período dónde los visitantes lograron un parcial de 0-8 hasta que de nuevo espabilamos para acabar ampliando el agujero en el marcador hasta el 63-27 final. Si somos capaces de evitar cualquier laguna contra el Tirso podemos con ellos pero al mínimo descuido seremos penalizados por un equipo que ha mejorado muchísimo durante el año, que viene de derrotar 65-15 claramente a Mercedarias y que es el único junto a Basket School nos vence este año (3-1).

Sin lugar a dudas estos niños han demostrado que por falta de ganas no va a ser y dejarán todo en la pista para meterse en una final que pondría el broche a una gran temporada.

Add comment


Security code
Refresh

Compartir esto