Tirso de Molina 78 - Esteiro Irmandiños 28

                                                      (Partido disputado el 3 de junio de 2015)

Tirso Molina 78-28 Esteiro Irmandiños Última semana de competición para los pequeños del club, el Esteiro Irmandiños de categoría premini, que disputan esta semana la fase final de la copa. Este miércoles nuestro rival fue el Tirso, sin duda uno de los equipos que más ha progresado a lo largo de la temporada y que cuenta en sus filas con 13 niños y niñas de un nivel alto.

Nos presentábamos a estas semifinales con ganas de demostrar nuestra mejoría de las últimas semanas con una buena segunda vuelta de la última fase de liga (derrotando al Ferrol y cayendo pero jugando bien en ambos lados ante Basket School y el propio Tirso de Molina) y en la eliminatoria de cuartos pero debido a algunas bajas importantes no pudimos competir al nivel deseado y aunque la imagen no fue para nada negativa será el Tirso quién dispute la final ante Narón tras vencernos 78-28 mientras que nosotros disputaremos este viernes el 3er y 4º puesto ante Universitario.

Empezamos con ganas el partido intercambiando canastas con nuestro rival pero a un ritmo anotador que sabíamos que sería difícil de mantener durante los 48 minutos. Para plantar cara a este Tirso debíamos mejorar, y mucho, en defensa puesto que ellos conseguían canastas muy fáciles. No fuimos capaces de incrementar esa intensidad defensiva y una vez dejamos de tener la ideas claras en ataque se paso del 8-5 al 20-7 en tan sólo 3 minutos de juego. Eran demasiados puntos los recibidos en el 1er período y no fueron menos sino más los que encajamos en el 2º concluyendo 22-9 este mismo.

Hay que resaltar sin ninguna duda que hemos mostrado facilidad de cara a ir al aro, que vamos combinando algo mejor entre nosotros, que nuestros porcentajes de tiro mejoran,... pero en la defensa hay que dar un paso adelante para enfrentarse a nuestros rivales puesto que nada se puede hacer ante una progresión de encajar 120 puntos (42-16). Aún así este equipo es capaz de activarse y nunca se rinde y la actitud defensiva mejoró en los 2 períodos siguientes dejando al rival en “sólo” 10 y 14 puntos merced a ayudarnos más en defensa. Pero el ritmo anotador, sin duda debido al cansancio acumulado en defensa, también bajó y las diferencias fueron poco a poco aumentando hasta que ya en el penúltimo período se cerró el marcador con el 78-28 final.

Hay que quedarse con el lado bueno de que todos vamos progresando poco a poco y eso es un aspecto muy positivo, imprescindible, unido a que los niños muestran una ilusión increíble lo cual poco a poco va a dar buenos frutos, y lo más importante es que todos disfrutan y se divierten más conforme van mejorando y se van sintiendo más capaces de hacer cosas diferentes. Termina una temporada con un interesante partido ante un Universitario diferente al que ya nos hemos enfrentado, pero el camino de todos

Add comment


Security code
Refresh

Compartir esto